Insomnio

febrero 25, 2009

No eran necesarias las palabras, con la mirada decíamos todo…

 

Solos en un jardín sin flores. De noche, bebíamos tinto. Tú tenías una llave con la que abrías la bóveda celeste, la que nos llevaba a tu escritorio, había ojos por todos lados y poemas en las hojas.

Los poemas estaban en tendederos sujetados por pequeñas aves, abrías otra puerta que nos llevaba a una habitación blanca, sin muebles, decías que era tu mente; nos sentábamos y nos besábamos – oh! tus labios que me elevan, que me hacen sublimar,  desaparecer en una nube de vapor por la sangre que me hierve – llegaba un conejo con unas tijeras sujetadas al cuello con un listón rojo, al quitarlas, se inundaba de sangre, pero no importaba, la servias en copas y la bebíamos.   

Anuncios

8 comentarios to “Insomnio”

  1. maestrolimbo said

    Hermosa visión… Da sed.

  2. Anne said

    para refrescarse con la brisa que los cometas emiten al rosar la piel

  3. vicho said

    …al rosar tu piel, mapa del cielo, negativo del cielo. Origen y fin de todos los misterios. Origen y fin de mis sueños…

  4. maestrolimbo said

    Que fluya el viento estelar.

  5. maestrolimbo said

    Ya no fluye…

  6. vicho said

    Son nubes las que palidecen el brillo de los astros. El cielo siempre escampar o tal vez es que no buscas las estrellas adecuadas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: